Colchones Ignifugos en español Colchones Ignifugos in english Colchones Ignifugos en français
+34 912 186 128 comercial@decoratel.com

Los nuevos desarrollos obtenidos a lo largo de los años en espumas de poliuretano han conducido a mejorar la seguridad en el interior de los barcos, entre otras muchas medidas de prevención, los colchones ignífugos han supuesto un antes y un después, desde que se descubrió las propiedades al fusionar el petróleo y el azúcar (isocianato y el poliol), mejorando mucho las cualidades contraincendios que ofrecen estos colchones.

Los polioles obtenidos para la fabricación de colchones para barcos Sanifirex han demostrado con creces la cobertura de todas las necesidades básicas precisas, dándole funcionalidad en diferentes formatos dentro del sector náutico y marítimo, entre las cuales se encuentra la adaptación en colchones, sofás y asientos, produciendo núcleos de espuma con un interior reticular que le confieren una mayor aireación.

Los colchones ignífugos son una parte importante dentro del mobiliario de un barco y una parte evaluable para certificar su eficacia contraincendios.

Dentro de esa parte evaluable se tiene que certificar la reacción al fuego en el interior de los barcos, estando regulado para ello en el “Código Internacional para la aplicación de procedimientos de ensayo de exposición al fuego, 2010 (Codigo PEF). Este código tiene su origen en la Resolución MSC 307(88), que se desarrolla en los reglamentos “SOLAS Safety of Life at Sea, IMO International Maritime Organization, MED Marine Equipment Directive y MCA Maritime and Coastguard Agency”.

El factor de incombustibilidad en colchones ignífugos ha de seguir pues una serie de criterios, siendo necesario la realización de este ensayo acudiendo a la metodología indicada en las normas descritas anteriormente y la norma ISO 1182 compatible que se emplea también en las Euroclases para determinar la no combustibilidad de los materiales (A1 y A2).

Por lo tanto los materiales se clasificarán como incombustibles si:

– Existe un aumento de la temperatura del termopar del horno y de la superficie de la muestra no debe exceder de 30ºC

– Si las llamas sobre la muestra no debe superar 10 segundos.

– Si hay pérdida de masa no debe superar el 50% de la masa inicial de la muestra.

En los barcos los colchones ignífugos ocupan un lugar importante dentro de los artículos de cama, al igual que las mantas, edredones, colchas, almohadas, sábanas, etc… siendo evaluados conjuntamente y por separado por las normativas IMO, usándose la prueba llamada “cigarrillo” o llama colocada en la parte superior de la cama simulando este efecto.

Los artículos de cama se clasificarán como no inmediatamente inflamable si no experimentan ignición de combustión lenta progresiva ni ignición con llamas. Combustión lenta progresiva a efectos de esta norma se considera si:

– Toda muestra que produzca humo, calor o incandescencia en cantidades perceptibles desde el exterior, una hora después de haber sido expuesta a la fuente de ignición.

– Cuando se observe combustión creciente, de manera que no sea seguro continuar con el ensayo.

– Toda muestra que arda sin llama hasta quedar prácticamente consumida.

– Toda muestra que arda sin llama hasta sus extremos

– Toda muestra en la que haya indicios de combustión lenta a más de 25 mm en cualquier dirección.

Por otro lado, ignición con llama se considera cuando:

En los colchones ignífugos para barcos:

Existe una aparición de cualquier llama producida por una fuente de ignición de combustión lenta.

Cualquier muestra que siga ardiendo con llamas más de 150 s después de haberse retirado la llama de ignición.

Cuando se observe combustión creciente, de manera que no sea seguro continuar con el ensayo.

Toda muestra que se queme hasta consumirse más del 66% en un plazo de 150 s después de haber retirado la fuente de ignición.

Toda muestra que se queme hasta sus extremos o en todo su espesor.

Para Mantas, edredones, almohadas y colchonetas ignífugas:

Cuando aparece cualquier llama producida por una fuente de ignición de combustión lenta.

Toda muestra que siga ardiendo con llamas más de 150 segundos después de haberse retirado la llama de ignición.

Cuando se observe combustión creciente, de manera que no sea seguro continuar con el ensayo.

Toda muestra que se queme hasta consumirse más del 66% en un plazo de 150 s después de haber retirado la fuente de ignición.

Las muestras que se quemen hasta sus lados.

Con estas premisas todos los elementos que se refieren a la seguridad a bordo de buques, el riesgo de incendio ocupa un lugar importante. La norma SOLAS exige, por ejemplo, que los componentes de las literas en camarotes de la tripulación embarcada sean lo más resistente posible contra una eventual propagación de incendio a bordo del buque, y deben respetar la norma de protección al fuego SOLAS. Los colchones, por supuesto, sino también, edredones, sábanas y mantas, almohadas…incluso las toallas de baño.