Colchones Ignifugos en español Colchones Ignifugos in english Colchones Ignifugos en français
+34 912 186 128 comercial@decoratel.com

Desde que empezó la pandemia por el Covid-19, los centros hospitalarios en Cali (Colombia) han aportado un buen colchón de seguridad a sus ciudadanos, dado una respuesta adecuada y certera ante los contagios. Entre esos centros está el Hospital Universitario del Valle, HUV, –el más grande del suroccidente colombiano— que cuenta con 475 camas, de ellas 58 destinadas a las Unidades de Cuidados Intensivos y se determinó que 20 eran para pacientes con Covid. Y hay la posibilidad de expansión de otras 30 con ese mismo fin.

Desde el 15 de Marzo al 11 de Junio el tejido hospitalario local de Cali ha venido soportando la presión del Covid-19 con algo más de 3900 infectados, de los cuales unos 1500 han sido dados de alta, lo que significa que estas recuperaciones suponen un 38% de todos los casos positivos.

Ante tal emergencia sanitaria muchos de los hospitales de Cali han aumentado el número de camas y su equipamiento, haciendo hincapié en los protocolos de higiene sanitaria. El espejo de esta pandemia para los países latinoamericanos ha sido España, sobre todo en los aspectos de prevención e higiene hospitalaria, debido al alto número de contagios de sanitarios que ha habido en nuestro país.

La higiene de manos ha sido desde los inicios el caballo de batalla en España y por ello ciudades como Cali y su red hospitalaria han tomado buena nota de ello. De esta forma se ha constituido una estrategia fundamental en el control de cualquier patología infecciosa transmisible, y esto tiene relevancia en la prevención de las enfermedades virales respiratorias agudas, entre ellas, las causadas por los virus del Covid-19.

Si antes era básico y de ineludible cumplimiento la higiene del colchón hospitalario, ahora lo es mucho más importante, ya que con la pandemia las medidas higiénicas se han magnificado mucho más. En cualquier centro hospitalario de Cali las preocupaciones no son pocas. La ciudad cuenta hoy con 2600 camas en su red público-privada de hospitales y clínicas, de las cuales están habilitadas 570 para servir como Unidades de Cuidados Intensivos, UCI, si los enfermos aumentan de manera exponencial.

En respuesta ante esta emergencia se habilitaron dos nuestros centros clínicos de emergencia específicos para los contagiados por el Covid-19, como son el Cali Sur y el Cali Norte, con un total de 2.800 camas adicionales para el departamento.

Entre estos dos grandes centros, se equiparon con sus correspondientes equipos de descanso y aparatología haciendo énfasis en la calidad de los materiales adquiridos. Entre esos materiales los responsables de compras de los hospitales de Cali tenían claro que debían aportar una seguridad pasiva extra implícita ante microorganismos. Por ello los tejidos antibacterianos usados en la fabricación de un colchón hospitalario era clave para preservar aún más si cabe la salud de los pacientes ingresados.

Al margen de estas mejoras, la higiene ha sido siempre y lo será un salvoconducto preventivo para no transmitir ningún virus o patógeno. A pesar de que los colchones de muelles han tenido siempre un sistema de aireación excelente por su estructura interna hueca, para los hospitales el colchón hospitalario de espuma ha sido desde hace tres décadas el más usado para las camas de cualquier hospital. Por su fácil manipulación, peso ligero y firmeza adecuada, han facilitado a los pacientes una estancia confortable y segura.