Colchones Ignifugos en español Colchones Ignifugos in english Colchones Ignifugos en français
+34 912 186 128 comercial@decoratel.com

Lo normal es que un buen colchón para hospital dure alrededor de 10 años, aunque depende de su uso, mantenimiento y calidad de sus materiales pueden variar su tiempo de vida útil.

Otro de los aspectos a tener en cuenta son las bases sobre las que descansa estos colchones, de ahí que el sommier es también una parte esencial de las camas hospitalarias.

Si va a comprar un colchón para hospital tiene que saber que en toda Europa la normativa siempre tiene derecho a una garantía mínima de dos años sin coste alguno, con independencia de que haya comprado el producto por Internet, en un establecimiento comercial o por correo.

Si la compra del colchón se ha hecho por Internet o fuera de un establecimiento comercial (por teléfono, correo o a un vendedor a domicilio), también tiene derecho a anular y devolver el pedido en el plazo de 14 días, por cualquier motivo y sin justificación alguna.

En ciudades como Monterrey en México y demás ciudades rige la Ley Federal de Protección al Consumidor, donde  las empresas y los individuos están protegidos por dicha ley, que vela para que no haya contratos con cláusulas ventajosas (letra pequeña muy escondida) o publicidad engañosa.

Esta ley se encarga de velar por los intereses de los consumidores y de dar certeza jurídica en la relación entre proveedores y consumidores.

Los servicios hospitalarios en este país juegan un papel preponderante en la atención sanitaria; tiene un alto valor público y social, pues los hospitales acogen a las personas con los problemas de salud más serios y son los centros más costosos del sistema de salud por la atención especializada y tecnológicamente avanzada que deben brindar un servicio con altas expectativas.

Con esta premisa cualquier producto sanitario tiene que adaptarse a los mínimos de calidad y garantías dentro del sector de la salud, en Europa o Latinoamérica, siempre han de coexistir con unas normas básicas comunes o estándares, como por ejemplo es el caso de los colchones para hospital, donde las garantías tienen que cubrir primordialmente su capacidad ignífuga, impermeabilidad, firmeza y adaptabilidad.

Los estándares de los colchones para hospital están comprendidos en función de unas medidas establecidas en camas:

LAS MEDIDAS MÁS COMUNES DE LA CAMA HOSPITALARIA SON:

  1. a) 190 cm de largo y entre 90 y 105 cm de ancho
  2. b) 200 cm de largo y entre 105 y 120 cm de ancho
  3. c) 200 cm de largo y entre 90 y 105 cm de ancho
  4. d) 190 cm de largo y entre 105 y 120 cm de ancho